En 1954  surgió el término de diseño nórdico,  fue en esa época en la que el diseño tradicional de los países nórdicos, tradicionalmente basado en la funcionalidad de los objetos, añadió la estética a sus valores, cubriendo así también las necesidades emocionales de la gente.
En los sesenta y los setenta, los diseñadores buscaron la ergonomía, y también el racionalismo: creció su voluntad de evitar lo frívolo. 
Una muestra de este concepto es este aparador de madera de teka marca Gplan. Tiene unas medidas casi perfectas que hacen muy  fácil la colocación en los espacios de hoy en día, 162 cm x 46 cm x 72 cm de alto.
Su diseño marcadamente industrial lo hacen especial y apropiado a la tendencia actual.
Disponible en Ruzafa Vintage.

LLAMANOS 

Publicado: 16 de Mayo de 2017