El trabajo de restauración de las lámparas antiguas, es igualmente satisfactorio como trabajoso. Trabajoso ya que hay que hay desmontar toda la lámpara y tener mucho cuidado de fotografiar el proceso, para poder montarla después. Para eliminar la suciedad de decenios no hay otra formula mas que  tiempo, paciencia y ser muy meticuloso para dejarlas perfectas y no dañar los materiales.
Satisfactorio porque no hay mayor placer que ver como de tus manos a renacido una joya que estaba sepultada por la suciedad de muchos años.
Por eso Ruzafa Vintage lucha por intentar preservar piezas increíbles de una gran calidad, que si nadie lo evita terminaran en la fundición a cambio de unas monedas.
Lo que queremos transmitir es que antes de deshaceros de estas piezas únicas, lo penséis un momento y les deis otra oportunidad. Cuando las veáis acabadas no os defraudaran. 

Publicado: 17 de Febrero de 2017